Alitas de pollo a los cien ajos

Receta de unas Alitas de pollo a los cien ajos que es una auténtica maravilla.

Naturalmente no son cien dientes de ajo, pero sí mucho. Pero muchos, muchos. Tantos como queramos. ¡Incluso más de cien! El secreto está en la cocción lenta que hace que el ajo se confite y resulte una maravilla comerlo con las alitas.

La única recomendación es hacerlo con ajos de calidad, porque, quien se anime, podrá comerlos. De hecho es una delicia comer una alita, luego un poquito de ajo (que se ha confitado durante la cocción), otra alita…y así.

Alitas de pollo a los cien ajos

Ingredientes:

800 gr. de alitas de pollo

Muchísimos dientes de ajo

Una buena rama de romero

Una buena rama de tomillo

Un poco de vino blanco seco

Un limón

Salsa de soja

Aceite de oliva

Sal marina

Pimienta

Ingredientes para Alitas de pollo a los cien ajos
Alitas de pollo a los cien ajos
Alitas de pollo a los cien ajos

Preparación:

  1. Salpimentamos las alitas y las ponemos a fuego fuerte en una cazuela con aceite de oliva
  2. Las vamos removiendo para que doren más o menos por igual
  3. Cuando ya veamos que no queda ninguna sin dorar, ponemos el fuego a medio y añadimos las ramas de tomillo y de romero y los dientes de ajo sin pelar
  4. Dejamos así, a fuego medio/bajo, unos 30 minutos más o menos
  5. Pasado este tiempo subimos el fuego y echamos un chorrito de vino blanco seco. Apenas dos cucharadas soperas
  6. Al cabo de dos minutos, bajamos el fuego y exprimimos un limón. Usamos un colador para que no caigan pepitas. 
  7. Removemos durante dos minutos más. Apartamos del fuego y regamos con un chorrito de salsa de soja (también el equivalente a un par de cucharas soperas).
  8. Mezclamos bien todo el conjunto y ya podemos servir.

Mira en vídeo cómo se hacen estas Alitas de pollo a los cien ajos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.