Cerdo vindaloo

¡Comparte si te ha gustado!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Cerdo vindaloo es una receta que tiene su origen en la India. Se trata de carne guisada con numerosas especias

Es tradición en casa que una vez al año, en verano, organicemos la Cena de los Países en la que cada invitado, todos de la familia, aporta un plato de una cocina distinta. Así nos juntamos hermanos, primos, cuñados, sobrinos....cada cual con la receta que más le apetezca. En ese contexto, nosotros hicimos esta carne de cerdo vindaloo, de la cocina de la India. El resultado no pudo ser mejor. Riquísima, con ese toque picante y de sabores especiados e ideal para llevar luego en tupper, porque siempre acaba sobrando algo. 

Cerdo vindaloo

Ingredientes:

1 kg. de carne de cerdo en tacos

Una rama de canela

Cuatro pimientas cayena

Dos cucharaditas de semillas de comino

Una cucharadita de semillas de cilantro

Una cucharadita de pimienta negra en grano

Una cucharadita de cardamomo

Una cucharadita de fenogreco

Una cucharadita de cúrcuma en polvo

Cuatro cucharadas de vinagre blanco

Para la salsa: 

Una lata de tomate natural triturado

Ocho dientes de ajo

Una cebolla

Cuatro cucharadas de azúcar moreno

Jengibre fresco

Sal marina

Aceite de oliva

NOTA: Si le es difícil encontrar según qué ingredientes, en las herboristerías tienen las semillas y el fenogreco seguro.

Cerdo vindaloo
Cerdo vindaloo

Preparación:

  1. Ponemos la carne en un recipiente amplio y salpimentamos
  2. En un mortero mezclamos: canela, comino, cilantro, pimienta, cardamomo, fenogreco, las cayenas sin semillas y la cúrcuma. Majamos bien todo junto
  3. Añadimos el vinagre y hacemos como una pasta
  4. Embadurnamos la carne con esta pasta y dejamos reposar en el frigorífico un mínimo de tres horas.
  5. Cuando la vayamos a hacer, preparamos la salsa: en un wok sofreímos la cebolla y los dientes de ajo bien picaditos
  6. Le añadimos, también bien picado, como 5 cm. de jengibre. Salamos y dejamos a fuego lento que se haga
  7. Cuando esté bien pochado, añadimos el tomate y rectificamos de sal. Dejamos otros 20 minutos lentamente
  8. Añadimos entonces la carne, rehogamos todo junto unos cinco minutos
  9. Añadimos entonces un poco de agua (un vaso o menos) y el azúcar. Removemos, tapamos y que guise a fuego lento como una hora y media (comprobando siempre que no se quede seco y se nos vaya a quemar)
  10. Removemos de vez en cuando y listo.
¡Comparte si te ha gustado!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *