Flores de calabacín al ajillo

¡Comparte si te ha gustado!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Las Flores de calabacín al ajillo constituyen un manjar. En casa nos encantan y cada vez que las localizamos no perdemos ocasión.

La receta de hoy tiene la dificultad de que, en según qué lugares, no es fácil encontrar flores de calabacín. En casa tenemos la inmensa suerte de que podemos plantarlos así que es un placer recoger las hojas por la mañana y comerlas ya a mediodía. A mi familia les encantan y a mí también, así que de vez en cuando las hacemos de aperitivo.

Flores de calabacín al ajillo

 

Ingredientes:
 
Flores de calabacín
Un huevo
Cerveza
Harina
Dos dientes de ajo
Sal marina
Aceite de oliva
 
Preparación:
  1. Retiramos el pistilo de las flores (lo que está en el interior) y las lavamos bien
  2. En un cuenco hondo, batimos un huevo con un poco de sal, agregamos un poco de cerveza y un poco de harina hasta conseguir una pasta espesa
  3. Rebozamos en ella las flores de calabacín, convenientemente saladas
  4. Las freímos en aceite de oliva bien caliente
  5. Antes de darles la vuelta les añadimos los dientes de ajo fileteados
  6. Cuando estén, las dejamos sobre papel absorbente y estarán listas.

Mira en vídeo cómo se hacen las Flores de calabacín al ajillo:

¡Comparte si te ha gustado!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *