¿Qué es y cómo funciona una freidora con agua?

¿Qué es y cómo funciona una freidora con agua?

¿Has oído hablar alguna vez de la freidora con agua? ¿Las has probado? ¿Qué te parece? En principio nos puede llamar la atención porque el concepto “freír” se asocia a aceite, naturalmente. Y ya se sabe que agua y aceite nunca han casado bien. Y con aceite caliente mucho menos. ¿Entonces? ¿De qué estamos hablando? En este artículo trataré de explicártelo.

Podríamos decir que las freidoras de agua constituyen un ahorro para quienes no acaban de aceptar las de aire caliente ni quieren gastar tanto aceite como las comunes ya que las de agua hacen uso de este elemento como una especie de filtro. Además, sabido es que cuanto más usamos el aceite, peor para la calidad de los alimentos. Incluso de la salud. En este caso debido a la densidad, el agua quedaría por debajo del aceite el cual, al freír los alimentos, produciría residuos y gracias al efecto de gravedad, estos residuos caerían al agua.

Este tipo de freidoras te permiten deshacerte de los residuos simplemente evacuando el agua. Así se mantiene el aceite lo más limpio posible y se puede utilizar durante muchas más veces.

freidora con agua

Un verdadero amante de los alimentos fritos sabe apreciar el hecho de que su aceite rinda y que sus comidas sepan exactamente a lo que quiere y no a aceite viejo. Si eres uno de esos verdaderos amantes de las frituras, una freidora con agua y aceite es el electrodoméstico que necesitas en tu cocina.

Freidora con agua. Qué debemos tener en cuenta:

Para adquirir la freidora agua aceite ideal para ti debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Potencia

 

Es lo que acaba definiendo su utilidad. A mayor potencia se genera mayor gasto energético, pero a su vez se ahorra tiempo al cocinar. La cocción de nuestros alimentos se puede ver afectada por la potencia de nuestra freidora. Así que elegir en función del poder de cocción acabará siendo muy inteligente.

  • Diseño

 

Las dimensiones y las practicidad del diseño son los elementos que nos dicen si una freidora tiene o no tiene cabida en nuestra cocina. El tamaño es muy importante al momento de escoger una mejor freidora. Si es muy chica quizás acabemos dejándola a un lado porque no tiene la capacidad adecuada y si es grande, nunca la usaremos porque no contamos con el espacio para freír cómodamente.

Tomando en cuenta el diseño también podemos conocer si las características físicas se nos hacen prácticas y si su apariencia exterior combina con el diseño de nuestra cocina y es armónico con el resto de nuestros artefactos de cocina.

  • Capacidad

 

Es necesario conocer cuánto es el volumen de alimento que se puede freír en una sola tanda con nuestra freidora. Poca capacidad puede acabar siendo una pesadilla de horas esclavizantes en la cocina, mientras que pagar por una capacidad que nunca usaremos a tope es desperdiciar dinero.

  • Accesorios

 

Parte de la experiencia de freír se hace más sencilla con accesorios que pueden estar incluidos en nuestra compra o pueden representar un cargo extra. Saber si estos accesorios extra para freír están incluidos, se venden por separado o si quiera son fabricados por la misma marca, resulta importante a la hora de tomar la decisión más inteligente en materia de freidoras con agua y aceite.

¿Qué freidora con agua elegir?

Una de las más fiables del mercado es la la freidora Movilfrit, que rompe con esa manera tradicional de freír, mejorando la calidad del aceite con un novedoso sistema que implica tener agua y aceite en constante contacto. Es la freidora con agua y aceite más cumplidora que podrás encontrar en este campo. Con ella puedes cocinar raciones generosas para 4 personas de manera rápida y sin perder la calidad.

Entre sus principales características está que su sistema de limpieza de agua y salida de desechos funciona a la perfección, alargando muy generosamente la calidad del aceite y su vida útil. Además no cambia el sabor de las comidas, ya que los jugos de cada alimento se van junto con los residuos sólidos al cambiar el agua. Su vida útil es muy larga y pasa por ser todo un ayudante en la cocina y no un electrodoméstico más que requiere de cambios o renovaciones periódicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.