Crema fría de tomate y remolacha, queso tierno ahumado y olivada

Comparte si te gustó

Un entrante fresco y lleno de contrastes ideal para el verano y tiempos calurosos

Esta Crema fría de tomate y remolacha, queso tierno ahumado y olivada es muy similar, en su elaboración inicial, al salmorejo. Luego en su presentación final ya se separa del todo. Aquí jugamos con los contrastes de temperatura, el frío de la sopa con un queso a temperatura ambiente. Los aromas, multitud de ellos, los sabores y las texturas. Muy fácil de hacer, se puede preparar con antelación y montar en el momento de servir

Mira aquí más recetas de cremas, sopas y potajes


Ingredientes:

800 gr. tomate maduro, en rama o pera

200 gr. remolacha

50 gr. miga de pan

100 gr.. de aceite de oliva

1 diente ajo

Sal marina

Queso tierno ahumado

Olivada (Pasta de aceitunas negras y aceite de oliva)

Crema fría de tomate y remolacha, queso tierno ahumado y olivada
Crema fría de tomate y remolacha, queso tierno ahumado y olivada

Preparación:

Si partimos de remolacha en crudo, la hervimos 30′ en agua con sal. Mientras, podemos triturar el tomate en un vaso batidor o un procesador que tengamos a mano

Pasamos por un colador chino, para evitar restos de piel, y regresamos al vaso batidor

Añadimos ahora el diente de ajo, sin el germen, y el pan. Y trituramos nuevamente

Sólo nos quedará añadir la remolacha ya cocida y el aceite de oliva para que emulsione. Rectificar de sal y darle frío bien frío en la nevera

Y servimos: en un cuenquito ponemos crema, luego el queso en daditos pequeños y una cucharadita de olivada.


Mira en vídeo cómo se hace esta Crema fría de tomate y remolacha, queso tierno ahumado y olivada:

Crema fría de tomate y remolacha, queso tierno ahumado y olivada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.