Creste di galli a la carbonara

Las Creste di galli a la carbonara surgen a raiz de uno de estos días que en el súper te sorprenden con una pasta que no habías visto hasta ese momento.
Creste di galli, la llaman por las italias de dios. Cresta de gallo para los que sabemos italiano (jeje). Bueno, pues a la cesta y a ver cómo la hacemos después. El caso es que nos salió una Carbonara parecidita a como dicen que se hace en realidad. La mayor novedad es que no lleva nata (que en España le echamos por un tubo). El resultado, exquisito.

Creste di galli a la carbonara

Ingredientes:

400 gr. de creste di galli

4 yemas de huevo

100 gr. de bacon, panceta o similar

60 gr. de queso parmesano en polvo

Una hoja de laurel

Aceite de oliva

Sal marina

Pimienta

 

Preparación:

  1. Cortamos el bacon en trozos pequeños y lo salteamos a fuego fuerte en una sartén con aceite de oliva hasta que esté bien dorado y crujiente
  2. Hervimos la pasta en abundante agua con sal y una hoja de laurel, un minuto menos de lo que indique el paquete
  3. Cuando la pasta esté casi a punto, batimos las yemas de huevo en un cuenco hondo y le añadimos pimienta
  4. Seguimos batiendo los huevos y, acto seguido, le añadimos el queso mezclando todo muy bien
  5. Escurrimos la pasta (reservando un cucharón del agua de hervirla) y la ponemos en la sartén con el bacon
  6. Añadimos ese cucharón de agua, removemos todo muy bien y, cuando evapore el agua, echamos todo esto en el cuenco con los huevos.
  7. Mezclamos con ganas y podemos servir. Comer enseguida.

Mira en vídeo cómo se hacen estas Creste di galli a la carbonara:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.