Fumet de pescado

Hacer un fumet de pescado es barato, sencillo y, desde luego, más sano que los que venden por ahí. Y hasta más rico. Sólo hay que ponerse.
Ya sé que lo más cómodo es comprar uno de esos tetrabrick que numerosas marcas venden y que dan un buen resultado, a qué negarlo. Unos mejor que otros, claro. Pero a veces nos complicamos la vida (y el bolsillo) con estas historias cuando hacer un fumet de pescado es barato, sencillo y, desde luego, más sano que los que venden por ahí. Y hasta más rico. Sólo hay que tener dos cosas a mano: unas verduras (de las que en casa siempre hay) y recordarle al pescadero que nos meta cabezas y espinas de lo que compremos en otro paquete. Si no las usamos en el día, las congelamos para hacer el fumet cuando lo necesitemos: para sopas, guisos, arroces, fideuàs….

Fumet de pescado

Ingredientes:

Espinas y cabezas de pescado (que no sea azul)

Una cebolla

Una zanahoria

Un puerro

Perejil

Sal marina

 

 

Preparación:

  1. Ponemos todos los ingredientes en un caldero con unos dos litros de agua y, desde que hierva,  hacer a fuego lento durante una hora, desespumando de vez en cuando para limpiar el caldo de impurezas.

Un comentario sobre “Fumet de pescado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.