Mejillones en salsa picante

Comparte si te gustó

Versión rápida y fácil de un clásico de los bares de tapas

Estos Mejillones en salsa picante están hechos utilizando un tomate frito ya elaborado previamente -puede ser casero o industrial- y sriracha para darle el toque quemón. Si no tienen, pueden usar cualquier condimento que le dé el rock&roll al tomate. Por lo demás, lo hemos hecho abriendo el marisco con un poco de vino blanco seco ya que luego hemos usado el caldo resultante para completar la receta. Es una versión más rapidita que hacer el tomate frito desde cero, pero no por ello resulta menos atractivo al paladar.

Consulta aquí para más recetas de Navidad y celebraciones


Ingredientes:

16 mejillones

Salsa de tomate

2 dientes ajo

1 cucharada harina

50 ml. vino blanco seco

Salsa sriracha (o cualquier otra picante)

Sal marina

Aceite de oliva

Mejillones en salsa picante
Mejillones en salsa picante

Preparación:

Echamos el vino en una cazuela y abrimos ahí los mejillones

Conforme se vayan abriendo, los vamos retirando. Es importante porque si esperamos por todos, muchos se nos pueden sobrecocinar. Reservamos. Y reservamos también el caldo de la cocción

Ponemos los dientes de ajo picados en una sartén con un poco de aceite de oliva y los rehogamos. Cuando empiecen a bailar, añadimos la harina y removemos bien para que no se queme

Agregamos un vaso del caldo de abrir los mejillones, previamente colado. Mezclamos.

Cuando ligue el caldo con la harina, añadimos el tomate y lo integramos

Echamos un chorro de sriracha -o la salsa picante que cada cual tenga a mano- y mezclamos bien.

Probamos de picante y, si nos parece bien, añadimos los mejillones sólo con una de las cáscaras y mezclamos con un ligero vaivén de la sartén para que se cubran con la salsa. Dejamos un minuto y servimos muy caliente


Mira en vídeo cómo se hacen estos Mejillones en salsa picante:

Mejillones en salsa picante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.