Mejillones rellenos con bechamel

¡Comparte si te ha gustado!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page
Un clásico del tapeo y los ‘canapeos’ españoles. Los Mejillones rellenos con bechamel (Tigre, les suelen decir también) es una receta casi tan antigua como el caminar. Un poco laboriosa es, sin embargo, simple en su planteamiento: la propia carne del mejillón bien picadita, un refrito y bechamel. Luego pan rallado y, en este caso, rematados al horno. No fritos. Así que como sugerencia, no le eches demasiado pan porque se tuesta enseguida y el exceso queda crudo.

Ingredientes:
(Para el relleno)
1 Kg. de mejillones ( para esta receta valen congelados)
Una cebolla
1/2 Pimiento verde
Dos dientes de ajo
Dos cucharadas de tomate frito
Pan rallado
Sal marina
Pimienta
Aceite de oliva
(Para la bechamel)
1/2 l. de leche
50 gr. de harina
50 gr. de mantequilla
Sal marina
Preparación:
 
  1. Preparamos la primera parte de la bechamel. Calentando la mantequilla y mezclando la harina hasta que nos quede una pasta. Apartamos del fuego y reservamos para que atempere.
  2. Hacemos un sofrito con la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo. A fuego lento y con paciencia
  3. Mientras picamos muy finita la carne de los mejillones. (si son frescos, primero tendremos que abrirlos al vapor o con poca agua, dejarlos enfriar y luego picarlos). Reservamos las conchas, claro.
  4. Cuando la verdura esté ya bien pochada, añadimos la carne de los mejillones, rectificamos de sal, damos un toque de pimienta y dejamos un par de minutos que mezcle
  5. Luego añadimos las dos cucharadas de tomate y que rehogue todo junto unos diez minutos para que vaya evaporando el agua que sueltan los mejillones.
  6. Mientras calentamos la leche y, una vez caliente, regresamos al fuego la mezcla de mantequilla y harina y cuando recupere la textura cremosa añadimos la leche y removemos hasta que la bechamel tenga el punto que nos gusta. Salamos.
  7. Incorporamos la bechamel al guiso, mezclamos bien, hacemos cinco minutos y apagamos el fuego dejando que enfríe un poco. (Ayudará a que la mezcla se haga más consistente)
  8. Por último, ya podemos ir rellenando las conchas de los mejillones, espolvoreando con pan rallado y gratinando en el horno.
Mira en vídeo cómo se hace esta receta:

 

¡Comparte si te ha gustado!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *